​Miles de personas se manifestaron en la capital de Rumanía, Bucarest, el sábado, pidiendo igualdad de derechos para minorías sexuales y de género, ante las inquietudes que suscita un borrador de ley que busca prohibir hablar de homosexualidad y transición de género en los colegios, informó AFP.

LGTBFoto: freepik.com

Catalin Enescu, de 37 años, participó el sábado en la manifestación junto a su mujer y sus dos hijas, vestidas con banderas arcoíris. "Es la primera vez que vengo a una marcha de este estilo, pero creo que es importante porque ya no se respetan los derechos de las personas LGTB+", dijo Enescu.

Según los organizadores, unas 15.000 personas se dieron cita el sábado en la Marcha del Orgullo de Bucarest, vigilada por un importante dispositivo policial. Un poco antes, unas 200 personas, algunas con iconos de la Iglesia Ortodoxa, se habían reunido en una concentración de protesta convocada por el partido de extrema derecha Noua Dreapta.

"El hecho de que el Orgullo sea cada vez más grande mientras los grupos de extrema derecha son cada vez más pequeños es un signo positivo", dijo Tor-Hugne Olsen, de la Federación Internacional de Planificación Familiar, oenegé en defensa de la salud y los derechos reproductivos. Rumanía despenalizó la homosexualidad en 2001, pero las parejas del mismo sexo todavía no pueden casarse o formar uniones civiles.

Los activistas están preocupados por un borrador de ley, presentado por los diputados del partido de la minoría húngara en Rumanía, que propone prohibir de las escuelas el material educativo que aborde la homosexualidad o la transición de género. Una medida parecida a la que se introdujo el año pasado Hungría. El proyecto, aprobado por el Senado este año, aún debe someterse a la votación de la cámara baja. Oana Baluta, profesora en la Universidad de Bucarest y presente en la Marcha del Orgullo, teme que la ley sea aprobada. "Si se adopta esta ley, que es contraria a las normas de la Unión Europea, asestaría un duro golpe a la libertad de expresión y a los derechos de las personas LGTB+", dijo.