El gigante energético ruso Gazprom amenazó este martes con reducir el suministro de gas a Moldavia, tras acusar a Ucrania de apropiarse de una parte del gas exportado a territorio moldavo. "El volumen del gas suministrado por Gazprom en el punto de paso de Sudzha para transportarlo hacia Moldavia a través del territorio de Ucrania superaba [en realidad] el volumen" que llegó a la frontera entre Ucrania y Moldavia, denunció la empresa propiedad del Estado ruso.

Depozitele de gaze naturale, insuficiente pentru o iarnă fără probleme. „Marea realizare și marea salvare a României este un mit”Foto: fanatik.ro

Según Gazprom, Ucrania se apropió ilegalmente de 52,5 millones de metros cúbicos de gas en noviembre, al haberse quedado con una parte de los suministros a otros países. El grupo ruso amenazó con "reducir el suministro de gas en el punto de paso de Sudzha (...) a partir del 28 de noviembre a las 10H00 (07H00 GMT)", en el caso en que Ucrania continúe apropiándose del gas exportado a otros países.

Estas amenazas se producen en un momento de caída de las temperaturas en Europa, lo que aumentó la demanda de gas, sobre todo el destinado a la calefacción. Antes de la intervención militar en Ucrania, Rusia era el principal exportador de gas a los países de la Unión Europea (UE). Sin embargo, tras el inicio de la ofensiva, los 27 países de la UE acentuaron su política de sanciones contra Moscú y el gas ruso representa ahora menos del 10% de sus importaciones gasísticas, según las autoridades europeas.

Ucrania negó el martes la afirmación de la compañía estatal rusa de gas Gazprom de que retuvo gas destinado a Moldavia, y acusó a Rusia de usar la energía como herramienta política para limitar los suministros a Europa. Acusando a Ucrania de retener volúmenes de gas que estaban destinados a Moldavia, Gazprom dijo que podría empezar a reducir los suministros de gas a Moldavia a través de Ucrania a partir del 28 de noviembre.

Rusia no es la primera que usa el gas como herramienta de presión política. Se trata de una burda manipulación de los hechos para justificar la decisión de limitar aún más el volumen de los suministros de gas a los países europeos”, dijo el operador del sistema de transmisión de gas ucraniano (GTSOU) en un comunicado. GTSOU dijo que todo el gas natural “aceptado de la Federación Rusa en el punto de entrada ‘Sudzha’ para su posterior transporte a los consumidores moldavos fue transferido a los puntos de salida (…) a Moldavia en su totalidad”.

La presidenta de Moldavia advirtió el lunes a su país que se preparara para un duro invierno, ya que se enfrenta a una crisis energética, con la invasión rusa a Ucrania amenazando el suministro de energía y haciendo subir los precios. GTSOU dijo que Gazprom quería privar a Moldavia, una pequeña exrepública soviética fronteriza con Ucrania, de la oportunidad de utilizar el sistema de transmisión de gas ucraniano y las instalaciones de almacenamiento subterráneo de gas del país, para aumentar su dependencia del gas ruso al comienzo de la temporada de calefacción. La compañía energética estatal ucraniana Naftogaz añadió en Twitter: “Gazprom acusó a Ucrania de robar gas una vez más. En resumen: no es cierto”.