"Las oficinas de estadística deben buscar inspiración en los proyectos internacionales para modernizarse a nivel nacional, abrirse a la utilización de datos no oficiales o incluso proporcionados por ciudadanos y empresas en los medios sociales", explica José Cervera, director de DevStat, que ha organizado la conferencia sobre modernización de estadísticas que que se celebró la semana pasada en Bucarest.

José CerveraFoto: Facebook

El responsable de esta consultora valenciana considera que eso es esencial para "cambiar la mentalidad de los estadísticos para actualizar los procesos de producción de estadísticas".

Por su parte, La oficina de estadística de la Unión Europea Eurostat se ha marcado como objetivo para los próximos años ampliar su base de datos añadiendo información de empresas privadas y de las redes sociales, respetando siempre la confidencialidad y buscando facilitar la vida de los ciudadanos, informó laagencia EFE.

"En los próximos cinco años nos centraremos en establecer socios privados como buscadores de empleo o compañías de telefonía móvil", señaló a Efe la directora general adjunta de Eurostat, Mariana Kotzeva, que ha participado en

"Los primeros nos permitirían hallar las habilidades más demandadas en el mercado laboral y los segundos ofrecerían información sobre movimientos de gente en ciudades en tiempo real", prosigue Kotzeva.

En general, la idea de Eurostat pasa por alcanzar un acuerdo de intercambio de datos con aquellas empresas que captan mucha información, los llamados 'Big Data'.

Durante la conferencia, que se organiza cada dos años, los más de cien expertos, tanto del Eurostat como de las oficinas de estadísticas de 31 países, han debatido iniciativas que permitan mejorar la información que se pone a disposición de ciudadanos, empresas e instituciones.

Uno de los ejemplos de esa colaboración es el cálculo del número de personas que entran y salen de una ciudad como Roma mediante el intercambio de información entre la oficina de estadística italiana y las operadores móviles, una iniciativa piloto que facilita controlar y planificar el tráfico rodado de manera más eficiente.

Holanda, por su parte, han mostrado su proyecto sobre utilización de sensores de tráfico también para producir estadísticas de circulación por sus carreteras.

En la actualidad, toda esta ingente cantidad de información estadística producida a alta velocidad desde numerosos tipos de fuentes se engloba en lo que los especialistas llaman "la revolución del 'Big Data'".

"Con esta modernización de datos se ahorrará tiempo y dinero, pero también mejorará la calidad de las estadísticas y nos ayudará a obtener una planificación más eficaz", cuenta la responsable de la oficina de estadísticas de las Unión Europea.

"Realmente no necesitamos toda la información, ya que nos atenemos a la confidencialidad de cada uno de los ciudadanos, sino extractos que nos sirvan para ofrecer soluciones a nuestra vida cotidiana", explica Kotzeva.

“Nos encontramos en proceso de mejora de la relación con los representantes de industrias importantes y con socios que tienen la capacidad de utilizar fuentes administrativas”, explicó Tudorel Andrei, presidente del Instituto Nacional de Estadística.

Durante la conferencia, los estadísticos destacaron la necesidad de mayor coordinación nacional e internacional para adoptar soluciones tecnológicas y metodológicas comunes.

"La industria de la estadística oficial compite con los medios de comunicación y empresas de medios sociales como Google o IBM", dijo Emanuele Baldacci, director de Informática y Metodología de Eurostat.