Los ministros de Asuntos Exteriores de España y Rumania, José Manuel García-Margallo y Bogdan Aurescu, presentaron la iniciativa conjunta en una reunión celebrada en la Representación Permanente de España ante las Naciones Unidas, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

Bogdan Aurescu, la Digi24Foto: captura Digi24

En la reunión, intervinieron como panelistas el director ejecutivo del Comité contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CTED), Jean-Paul Laborde; el director del Equipo Especial sobre la Ejecución de la lucha contra el Terrorismo de Naciones Unidas (CTITF), Jehangir Kahn, y el coordinador de la Coalición para la Corte Penal Internacional, William Pace. También participaron diversos representantes de la Unión Europea y de una treintena de países.

El Tribunal Internacional contra el Terrorismo tendría como objetivo evitar la impunidad de los crímenes de terrorismo cuando los Estados concernidos no puedan o no tengan voluntad de perseguirlos. El nuevo órgano jurisdiccional complementaría la competencia que la Corte Penal Internacional tiene en la actualidad para enjuiciar los más graves crímenes contra la humanidad, como el genocidio o la lesa humanidad.

España, como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, está dispuesta a explorar con el resto de Estados miembros la posible opción de crear dicho Tribunal a través de una resolución del Consejo de Seguridad, que cuente con el más amplio consenso posible de la comunidad internacional. En este sentido, España y Rumanía tienen previsto organizar durante el otoño diversos encuentros en Nueva York y La Haya con la intención de profundizar en la discusión de los aspectos jurídicos de la propuesta e involucrar activamente a la sociedad civil en estos esfuerzos.