El alcalde de Baia Mare, Catalin Chereches, ha mandado a pintar el muro de tres metros de altura que construyó en 2011 para separar dos bloques de viviendas sociales habitadas por gitanos del resto de la ciudad.

Zid Baia-Mare 1Foto: Facebook

"Chereches" declaró a la prensa que este muro se ha convertido en una "obra de arte", "de un lugar turístico" y que las pinturas han sido realizadas por estudiantes de la Facultad de Arte y Diseño de Cluj.