​El próximo levantamiento de las restricciones laborales impuestas a rumanos y búlgaros a principios de 2014 tendrá un impacto menor en el número de estos ciudadanos que busquen trabajo en el Reino Unido u otros países de la Unión Europea (UE), según una encuesta divulgada este lunes por la BBC, informa el diario ABC.

Rumanía y Bulgaria ingresaron en la UE en 2007 pero muchos países comunitarios acordaron que su población tendría restringido el acceso al mercado laboral hasta fechas estipuladas, que en el caso del Reino Unido vencerán a finales de 2013.

El fin de esas restricciones ha hecho temer al Gobierno británico la posibilidad de que se produzca un flujo masivo de rumanos y búlgaros al Reino Unido en busca de empleo, como ya ocurrió en 2004 con la llegada de polacos, húngaros y checos.

A partir del 1 de enero de 2014, los ciudadanos de esos dos países tendrán los mismos derechos laborales para trabajar en la UE que otros ciudadanos europeos.

Un sondeo realizado por el programa "Newsnight" del canal público británico en esos dos países sugiere que la mayoría de rumanos y búlgaros se mudaría sólo si tuviera una oferta firme de trabajo.

Si bien un número significativo de los encuestados indicó que le gustaría trabajar en este país, la cantidad de personas que realizaba planes concretos para venir al Reino Unido fue mucho menor.

De la consulta realizada en febrero de 2013 en Bulgaria a 1.000 ciudadanos, más de un cuarto respondió que planeaba mudarse al Reino Unido en busca de trabajo.

Posteriormente, la BBC encargó otra encuesta diferente a las firmas Vitosha en Bulgaria y Gallup en Rumanía para distinguir entre las "aspiraciones" de los encuestados y sus "planes concretos".

Así, en marzo de 2013, esas agencias entrevistaron a unas mil personas representativas de los dos países en pueblos y ciudades en todas sus regiones.

Preguntados si en los últimos cinco años consideraron mudarse a trabajar a otro país de la UE, un 33 % de 1.101 rumanos contestó que sí, mientras que un 67 % dijo que no.

De las 1.014 personas encuestadas en Bulgaria, el 37 % contestó de forma afirmativa y el 63 % dijo que no.

En cuanto al país de la UE que escogerían como primera opción para mudarse en 2013 o 2014, el 4,6 % de los rumanos y el 9,3 % de los búlgaros escogieron el Reino Unido.

Preguntados directamente si considerarían este país como un destino, el 8,2 % de rumanos y el 13,6 % de búlgaros dijeron que sí.

En el pasado, búlgaros y rumanos que han trabajado en otros países del bloque comunitario han optado por lugares a los que podían llegar en coche y cuya cultura e idioma les eran más próximos.

No obstante, el Reino Unido se convierte en un destino cada vez más atractivo, según estos datos. En el caso de los rumanos que quieren buscar trabajo en otro país en 2014, un 25 % eligió Italia, un 18 % Alemania y un 26 % el Reino Unido.

De 242 búlgaros encuestados que dijeron que quieren mudarse a buscar trabajo en la UE en 2013, un 30 % manifestó que quiere marcharse a Alemania, el 27 % escogió el Reino Unido y un 10 % España.