Como parte de los esfuerzos para regular los juegos de azar online, Rumania creó la Oficina Nacional del Juego (National Gambling Office-ONG), que comenzará a operar el 15 de abril. La legislación sobre el juego en internet se aprobó en diciembre de 2010, pero era necesario un organismo de supervisión que asumiera la responsabilidad del control del sector, explica el Diario del Juego.

Los operadores podrán solicitar licencias después de que la ONG empiece a operar, pero las condiciones de la legislación rumana son onerosas. La Comisión Europea rechazó en dos ocasiones, las propuestas del país por incumplimiento con la legislación de la Unión Europea.

En las versiones anteriores de la ley, el cálculo de impuestos para el póker online era por cada apuesta, sin embargo, el régimen fiscal para el póker fue reescrito para reflejar los ingresos brutos del juego, en lugar de la cantidad total apostada. Sin embargo, las disposiciones generales adoptadas, es probable que no sean suficientes para superar las objeciones de la Comisión Europea.

La ley de 2010 tipifica como delito que los jugadores apuesten en sitios sin licencia, y la creación de la ONG podrá servir para imponer esta disposición. Las sanciones penales para los jugadores alcanzan un máximo de dos años de prisión.

La ley también requiere que todas las compañías que operan con licencia tengan su sede legal en Rumania. Las empresas legalmente establecidas en la UE, pero sin licencia en Rumania se enfrentan a restricciones estrictas en materia de publicidad.

El sistema judicial en Rumanía fue objeto de ataques regulares de otros estados miembros de la UE, por sus altos niveles de corrupción. Se vetó la reciente aplicación a unirse al acuerdo de Schengen, que establece la libre circulación entre 26 países europeos, excepto el Reino Unido e Irlanda. Rumanía también fue criticada por la gran influencia de la delincuencia organizada.