Miedo en las filas del Partido Social Demócrata (PSD). En pocas horas, cinco diputados han desertado de la formación socialdemócrata y se han inscrito al partido del exprimer ministro Victor Ponta, Pro Romania. Nicolae Bănicoiu, Titus Dobre, Gabriela Podașcă, Cătălin Nechifor y Emilia Meiroșu son los cinco parlamentarios que han dimitido.

Parlament Foto: Facebook

Los "traidores intentan desestabilizar el PSD", mientras que Ponta busca recuperar el poder, afirman los socialdemócratas, que han empezado a reaccionar. Según fuentes de la formación de centroizquierda, habrá más dimisiones en los próximos días.

Mientras tanto, la oposición liberal ha anunciado que pretende presentar una moción de censura en los próximos días. Con estas deserciones, el PSD intenta transmitir a la opinión pública que el "partido va a resistir" ante la avalancha de estos "traidores".

"Asistimos estos días a la deserción de las filas de las organizaciones del PSD hacia una nueva formación política. Demasiados pocos para influenciar nuestra mayor política de gobierno. Estos inmigrantes políticos forman parte de un escenario egoísta que contradice el abrumador voto de confianza acordado a nuestro programa. Su decisión es más que apresurada, ya que han recurrido a una camarilla política donde es importante el número de los miembros, no su valor", declaró Paul Stanescu, vicepresidente del PSD.