El expediente de incompatibilidad del presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, llegó de nuevo a manos del Tribunal Supremo. A la Alta Corte de Casación y Justicia se le pidió que estudiara el recurso presentado por la Agencia Nacional de Integridad (ANI), después de que el Tribunal de Apelación de Sibiu admitiera la contestación de Iohannis en 2013.

Klaus Iohannis in plenul Parlamentului, la ceremonia de depunere a jurmanatuluiFoto: captura Digi24

La instancia suprema, que ha cerrado hoy el proceso, ha aplazado la decisión hasta una fecha que anunciará en breve.

La ANI argumentó que Iohannis debería ser declarado incompatible al ejercer al mismo tiempo alcalde de Sibiu y miembro del consejo de la compañía municipal de aguas.

Por su parte, el abogado del presidente alegó que el fallo a favor pronunciado por el Tribunal de Apelación de Sibiu y su inmunidad por ser el jefe de Estado.