El Gobierno de Moldavia, encabezado por el socialista Ion Chicu, se vio obligado a remodelar este lunes el Gobierno a pocos días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del próximo domingo.

Ion Chicu, premierul Republicii MoldovaFoto: Facebook

El Partido Demócrata (PDM), liderado por el exprimer ministro Pavel Filip (2016-2019) y socio de la coalición formada junto a los socialistas (PSRM), decidió el sábado la salida de sus cuatro ministros (Economía e Infraestructura, Defensa, Educación, Cultura e Investigación y de Asuntos Exteriores) y viceprimer ministro para la Reintegración del Ejecutivo después de la investidura del próximo presidente.

El PDM, formación fundada por el oligarca y prófugo Vlad Plahatniuc, descartó presentarse a las presidenciales y apoyar al actual jefe de Estado, Igor Dodon, quien se enfrentará en una segunda ronda a la opositora proeuropea y ex primera ministra Maia Sandu.

La nueva viceprimera ministra para la Reintegración será Olga Cebotari; el de Economía e Infraestructura, Anatol Usatii; Exteriores e Integración Europea, Aurel Ciocoi; Defensa, Víctor Gaiciuc; Educación, Cultura e Investigación, Lilia Pogolsa.

La prooccidental Sandu, líder del partido Acción y Solidaridad (PAS) se impuso el 1 de noviembre en las primera vuelta con un 36,16% del escrutinio, frente al 32,61% que obtuvo el prorruso Dodon.