​Las disposiciones del Código del Trabajo prevén la existencia del derecho del trabajador a preaviso en caso de despidos, el cual consiste en el período de tiempo que el empleador debe otorgar a los trabajadores antes de la terminación efectiva del contrato de trabajo. El plazo de preaviso no puede ser inferior a 20 días hábiles, teniendo como objetivo que las partes involucradas cuenten con tiempo suficiente para prepararse para el cambio en cuestión. Sin embargo, también pueden incluirse plazos de preaviso más largos en los contratos de trabajo individuales o colectivos, explica la Asociación de Empresas Españolas en Rumania (ASEMER).

Demisie de la locul de muncaFoto: Thodonal, Dreamstime.com

Siga leyendo el artículo.