​Instant Factoring, una empresa rumana especializada en servicios financieros a través de medios digitales y el uso de la tecnología, ha acelerado su expansión con su desembarco en España tras registrar un crecimiento récord en Rumania y Serbia. La ‘fintech’ ha decidido abrir una oficina en Bilbao, bajo el auspicio de MicroEurope, una fondo de inversión de impacto social que se convirtió en accionista en marzo de 2023, con el objetivo de espolear el ecosistema local de startups.

Cristian Ionescu CEO & Cofondator Instant FactoringFoto: Instant Factoring

“Cuando elegimos un nuevo mercado para extender los servicios de Instant Factoring, España surgió como la favorita. Esta elección fue facilitada por nuestra asociación con MicroEurope, que ha sido un verdadero éxito, al brindarnos el apoyo necesario para expandirnos”, explica Cristian Ionescu, director general de Instant Factoring, quien recalca que Seed Capital Bizkaia, uno de los principales inversores del fondo, también jugó un papel crucial, al ofrecer acceso a recursos locales y a empresas de primer nivel.

"El capital inicial que destinamos en España es de 1,5 millones de euros. El mercado español es 30 veces mayor que el de Rumanía y 150 veces mayor que el de Serbia, lo que ofrece inmensas oportunidades de crecimiento", agrega Ionescu, al tiempo que subraya que la misión de la empresa pasa por “ayudar a las empresas subatendidas y subbancarizadas a crecer y tener acceso a productos financieros innovadores 100% digitales, lo cual encaja perfectamente con el gran número de empresas pequeñas y muy pequeñas en España, que representan casi el 98% de todas las empresas españolas (casi tres millones de empresas)”.

Entre las grandes ventajas con las que Instant Factoring entra en el mercado español figuran la transparencia de las tarifas cobradas, la rapidez del proceso, la ausencia de burocracia y la plataforma 100% digital, intuitiva y fácil de usar. Instant Factoring se dirige a empresas con hasta 10 empleados y con una facturación de hasta 2 millones de euros, puesto que se trata del segmento de empresas más vulnerable en una economía, que están en sus inicios y cuya situación financiera no les permite acceder a la financiación tradicional.

“El impacto social de nuestros servicios es muy significativo; por ejemplo, en 2023, cada cliente financiado por Instant Factoring creó 2,33 nuevos puestos de trabajo de media”, apunta Ionescu. “Además, las empresas que colaboran con Instant Factoring lograron aumentar su facturación en un 115% en el último año”, prosigue. Muchas de las empresas con las que colabora son startups, empresas dirigidas por mujeres, jóvenes o situadas en áreas rurales.

“Instant Factoring tiene como objetivo alcanzar un umbral mínimo del 40% para empresas conducidas por mujeres o que tienen mujeres en su accionariado y un objetivo de financiación del 35% para emprendedores jóvenes menores de 35 años, así como apoyar startups con menos de 3 años de antigüedad en un porcentaje del 30%”, indica Ionescu, que precisó que los estudios de mercado realizados desvelaron que “casi ninguna empresa existente que ofrece servicios similares en España se dirige a este segmento vulnerable”.

“A través de nuestro servicio de liquidez de facturas, las empresas se vuelven más fuertes y resilientes, teniendo acceso a los recursos financieros necesarios para pagar a proveedores, salarios, cuotas bancarias, IVA, impuestos sociales e impuestos”, apuntala.

Mayor liquidez

Con acceso rápido a la liquidez, las empresas pueden beneficiarse de descuentos de los proveedores y pueden extender los plazos de pago a sus clientes, ganando nuevas oportunidades de negocio. Asimismo, las empresas reducen riesgos, como el cambiario, al cobrar rápidamente sus facturas y pueden externalizar el riesgo de impago de estas mediante la opción de seguro de crédito incluida en el contrato de factoring. De esta manera, las empresas pueden concentrarse en su actividad principal, dejando la gestión de cobros a Instant Factoring. Todos estos beneficios contribuirán al éxito de los emprendedores y al crecimiento económico de las pequeñas empresas.

Instant Factoring se ha propuesto alcanzar el umbral de sostenibilidad en un plazo de dos años. “Tenemos la intención de atraer socios e inversores locales del tipo ‘smart money’, líderes de red y comunidades que nos ayuden a adaptarnos al mercado local; otro objetivo es conectarnos con el mercado financiero local para financiar nuestras operaciones a través de instituciones financieras locales; y, a medio plazo, esperamos convertirnos en 2028 en una marca de referencia en la economía española, reconocida por la calidad de sus servicios y su misión de apoyar a las pequeñas empresas desde su creación hasta que tengan acceso a los mercados financieros tradicionales.

Además, la ‘fintech’ se ha marcado ser un un catalizador de crecimiento y desarrollo para las pequeñas empresas en España. “Vizcaia aspira a convertirse en uno de los hubs de innovación de Europa y, para ello, necesita contar con proyectos innovadores que actúen como palanca de desarrollo; es nuestra vocación crear escenarios muy favorables para que empresas como Instant Factoring puedan llegar y establecerse”, señala Óscar Ugarte Gamboa, director de Seed Capital Bizkaia, quien asegura que el sector de las microfinanzas “es muy grande y no está atendido como debería porque es un mercado con menores márgenes”.

“Instant Factoring dinamizará un nicho de mercado dotándolo de mayor liquidez y, por tanto, de claras oportunidades de crecimiento, por lo que el impacto puede ser sustancial”, remarca Gamboa, al mismo tiempo que insiste en que Seed Capital Bizkaia y la Diputación Foral de Bizkaia colaboran intensamente para atraer oportunidades que “pueden tener un encaje natural en el ecosistema local.