Rumania es la economía que más rápido crece en Europa. En la primera mitad del año, se expande a un vertiginoso ritmo del 5,8 % con respecto al mismo periodo del año anterior. Gran parte del crecimiento que Rumania ha experimentado es el producto de una bonanza del consumo, financiada por aumentos del sector público repartidos por un gobierno cuya generosidad populista está presionando los límites de la aritmética, publicó el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), que recoge un artículo de The New York Times.

Economia a crescut in primele 9 luni cu 7 la sutaFoto: sxc.hu

Para pagar los aumentos salariales, el gobierno ha estado reduciendo el gasto en inversión para carreteras y otras obras públicas.

Rumanía ha desatendido su infraestructura y eso ha limitado su comercio durante mucho tiempo. El temor es que los aumentos salariales más las reducciones de impuestos hayan generado un crecimiento puntual de actividad económica que dejará al país endeudado.

La deuda pública de Rumania casi se ha duplicado en las últimas dos décadas. "Esto es muy peligroso", afirmó Cristian Paul, economista de la Escuela de Estudios Económicos de Bucarest (ASE). "Cuando la crisis vuelva, como inevitablemente ocurrirá, estaremos expuestos".

El gobierno se enfrenta a una gran presión para mejorar los niveles de vida. Elevar los salarios es una forma de hacerlo. "Estamos haciendo un gran avance", explicó Andrei Pop, un miembro del Parlamento que forma parte del gobernante Partido Socialdemócrata. "Este crecimiento es sostenible". Pero, incluso los propios sindicatos ven riesgos en este aumento de salarios indiscriminado: "No hay duda de que había que aumentar los salarios, pero no así", dijo Bogdan Iuliu Hossu, presidente de la Confederación Sindical Nacional (Cartel Alfa), que representa a unos 600.000 trabajadores rumanos, entre ellos maestros, policías y funcionarios.

La consultora Fitch Ratings, advirtió recientemente que el gasto de Rumanía corre el riesgo de generar un déficit presupuestario mayor al 3 por ciento del PIB. Eso implicaría el incumplimiento de las reglas de la Unión Europea que limitan los déficits presupuestarios.

También hay acusaciones mucho más graves contra el gobierno "Hay momentos en que la voluntad política nos muestra que, no hay un deseo real de erradicar la corrupción", dijo la fiscal jefe de la junta, Laura Codruta Kovesi. "Hay un ataque real contra el sistema de justicia".

Otras acusaciones se centran en el comportamiento errático:

En las últimas semanas, el gobierno ha presentado planes para obligar a las empresas estatales a entregar sus reservas de efectivo. En un movimiento polémico, ha propuesto cambiar el destino de los fondos de pensiones actuales para reforzar a los de los trabajadores de más edad.

"Siguen diciéndose cosas, siguen ajustándose", dijo Dragos Neacsu, director ejecutivo de la filial rumana de Erste Asset Management, una administradora de fondos de inversión con sede en Austria. "Es como si fueran músicos que ensayan diferentes versiones de la canción antes de saber qué tocar".

Muchos se preguntan cómo tomar decisiones de inversión entre tanta incertidumbre. Pero en este contexto hay otros que vuelven a Rumania después de haber trabajado en Europa para iniciar un negocio en su país.