El fabricante de automóviles Ford Europa ha trasladado la práctica totalidad de su producción de motores EcoBoost de 1,5 litros de la planta de Craiova, Rumanía, a su fábrica en Bridgend, Gales. El gobierno galés aprobó una ayuda de 21 millones de euros para que Ford mantuviera los 2.000 empleados que tiene en la planta británica. Como consecuencia, Rumanía perderá exportaciones por valor de 150 millones de euros anuales, informó el Instituto Español de Comercio Exterior, que recoge una noticia de Ziarul Financiar.

Ford Mondeo 1.5 EcoBoostFoto: ThrottleChannel.com

En Rumanía, Ford ha pedido la construcción de una autopista entre Craiova y Pitesti que permita transportar sus coches con mayor rapidez hasta el puerto de Constanza, pero hasta la fecha sólo ha obtenido promesas por parte de las autoridades.

En noviembre del año pasado, la compañía anunció el despido de 680 de sus 3.200 trabajadores, debido al descenso de la demanda en el mercado europeo del automóvil. Casi 500 empleados abandonaron la empresa voluntariamente a principios de año.