La cadena alemana de tiendas de descuento Lidl se convirtió el año pasado en el octavo mayor importador de Rumanía, ganando cuatro posiciones con respecto a 2013, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Los representantes de la cadena afirman que la cadena está incluida entre los principales importadores locales porque el modelo de negocio del grupo alemán está basado en marcas privadas producidas localmente o en un país determinado para toda la región, informó el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), que recoge una noticia del Ziarul Financiar.

BulgogiFoto:

Un 80% de los productos que Lidl vende en Rumania son marca blanca, mientras que en otras cadenas la cuota de estos productos es de menos del 30%, según un artículo publicado por el diario económico Ziarul Financiar el 26 de febrero.

Lidl realiza las importaciones por su cuenta, no a través de intermediarios locales. Los pedidos los realiza Lidl Rumanía y, mediante la plataforma internacional de la cadena, importa los productos que entrarán en la cartera de Lidl Rumanía.

El valor de las importaciones de la empresa se incrementó en 2014 debido a que la red Lidl contó con 15 tiendas más con respecto a 2013.

Los representantes de la empresa también declaran que llevan colaborando con productores locales desde su entrada en el mercado rumano. Lidl compra de productores locales y vende con la marca Lidl gran parte de los productos frescos: carne fresca, embutidos, lácteos, pero también pastas alimenticias y productos para cuidado personal. Añaden que parte de sus proveedores locales se han desarrollado de la mano de Lidl y actualmente exportan a otros países en los que Lidl tiene actividad.