El fabricante estadounidense de automóviles Ford anunció hoy en un comunicado de prensa que interrumpe su producción de la fábrica de Craiova, al sur de Rumanía, durante siete días en el mes de septiembre a causa de la caída de las ventas del mercado europeo.

Ford B-MaxFoto: 0-100.ro

“Como reacción a la situación precaria del mercado europeo, Ford Rumanía ajusta el volumen de producción de la fábrica de Craiova con la interrupción de la producción durante siete días en septiembre”, precisó la nota de prensa.

Los representantes de la compañía precisaron, en cambio, que “el Ford B-MAX continúa siendo el monovolumen de pequeño tamaño mejor vendido en Europa”, pero advirtieron de que el sector sigue disminuyendo en comparación con 2012.

Los empleados de Ford pasarán al desempleo técnico, por lo que cobrarán el 80 por ciento de su salario habitual.

“Estamos convencidos de que se trata de una medida temporal y que la situación mejorará a medida que las ventas de automóviles en el mercado europeo comiencen a crecer paulatinamente”, concluyó el comunicado.