El fabricante de componentes para automóviles TRW Automotive ha inaugurado un nuevo centro de producción en Baia Mare (Rumanía), que se dedicará al recubrimiento de cuero de volantes de vehículos, informó la empresa, que señaló que este centro cuenta con una plantilla de 300 trabajadores, informa Europa Press.

El director de la planta, Ovidiu Ambrus, afirmó que la corporación estadounidense ha abierto esta instalación para satisfacer la actual y creciente demanda por parte de la firma alemana Audi. “Tenemos una plantilla excelente, con los conocimientos correctos en este área y estamos convencidos de que cumpliremos con los altos estándares de calidad de los clientes”, añadió.

La multinacional de Livonia (Michigan) indicó que la localización de esta factoría “es óptima” y sirve para reforzar la posición de la empresa como uno de los principales empleadores de la industria auxiliar en Rumanía.

El director de la línea de producto de Sistemas de Dirección de TRW, Karsten Evers, explicó que la plana de Baia Mare encaja “a la perfección” en la red global de sistemas de dirección de la compañía y sirve para reforzar su competitividad. La previsión de la empresa es que el centro finalice el año con una plantilla de 650 trabajadores.