El grupo gallego Cortizo, fabricante de sistemas de aluminio y PVC para arquitectura y construcción, sigue afianzando su presencia exterior con nuevas aperturas. En primer lugar, el grupo incrementará a lo largo de este mes la capacidad productiva de su fábrica de Nová Baña, en la región de Banská Bystrica (Eslovaquia), con la puesta en marcha de la tercera prensa de extrusión del centro. Esta ampliación permitirá a la planta alcanzar las 20.000 t anuales de perfilería y crear 40 nuevos empleos. La fábrica, en funcionamiento desde 2005 y con una plantilla de 240 trabajadores, distribuye aluminio en Eslovaquia, Alemania, Polonia, República Checa, Hungría, Austria y Rumanía, informa Alimarket.

Pero aquí no acaban las aperturas de Cortizo, ya que la firma acaba de inaugurar un nuevo centro de distribución y logística en Rumanía (el tercero en el país tras los ubicados en Cluj-Napoca y Timisoara), concretamente en la localidad de Bacau, con 1.000 m2 de superficie. Además, Cortizo tiene previsto abrir un cuarto centro en este país, ya que dispone de un terreno de 40.000 m2 en Bucarest, aunque su apertura se retrasará hasta finales de 2014.

Hay que recordar que Cortizo inauguró el pasado mes de marzo su séptima fábrica, ubicada en Portugal, que le supuso un desembolso de 5 M€. El grupo Cortizo cuenta además con plantas en Padrón (A Coruña), Granadilla de Abona (Santa Cruz de Tenerife), Manzanares (Ciudad Real), Fafe (Portugal), Nová Baña (Eslovaquia) y Radomsko (Polonia). El grupo tuvo unas ventas consolidadas de 286 M€ en 2012, con 1.100 empleados.