Especialistas de Londres y Los Angeles están de acuerdo con esta subida debido a los progresos fiscales y a los acuerdos del país balcánico con el Fondo Monetario, según Bloomberg, citado por Mediafax. Rumanía intenta escapar del "rating" del país de "junk" por parte de Standard & Poor's (S&P), que se mantiene desde 2008.

Este apoyo viene del jefe de Templeton Emergin Markets, Mark Mobius, así como de inversores como TCW Groupi, Nomura Holdings y Capital Economics.

RProgresele fiscale si sprijinul reprezentat de acordul cu FMI garanteza un rating mai ridicat, potrivit sefului Templeton Emerging Markets, Mark Mobius, precum si unor investitori si analisti de la TCW Groupi, Nomura Holdings si Capital Economics.

"Creo fehacientemente que se debe revisar al alza. Me gustan los activos (de Rumanía) desde hace tiempo y considero que se halla en un momento de mejora", declaró Blaise Antin, del fondo estadounidense de inversiones (TCW), donde participa la administración de activos con un valor de 10.000 millones de euros.

Moody's es la única de las grandes agencias de rating que mantiene a Rumanía en la categoría de los países con rating recomendado por los inversores en el periodo de la crisis financiera.

En el presente, Rumanía tiene la calificación de"Baa3", último de la categoría recomendada de los inversores con perspectiva negativa.

Fitch concede a Rumanía "BBB-", último escalón por delante de "junk", mientras que S&P evalúa al país con "BB+".