La Asociación de Jóvenes Agricultores de Almería acaba de completar la segunda fase de un proyecto europeo, impulsado a través del Fondo Social Europeo, en el que se han puesto en contacto las experiencias llevadas a cabo en la provincia de Almería, relacionadas con el desarrollo rural, y las iniciativas de emprendedores, empresarios y agentes turísticos de Rumania. La experiencia, como valoró Adoración Blanque, secretaria general de Asaja-Almería, «ha sido muy enriquecedora y positiva, tanto para los más de 140 profesionales rumanos que han visitado Almería durante el último mes y medio, como para los empresarios y las instituciones almerienses que han participado», informa el diario Ideal.

Desde la segunda mitad del pasado mes de febrero, cada semana, Asaja Almería ha recibido a un grupo diferente, integrado por, aproximadamente, 25 rumanos, a los que han mostrado los principales proyectos que se han implementado en tierras almerienses, con un vínculo estrecho entre el desarrollo empresarial en el medio rural orientado al turismo, y la diversificación de la agricultura del interior, una de las más ricas del territorio nacional. Este proyecto, explicó Adoración Blanque, «se inició en Rumania y participaron 500 profesionales».

En esta segunda fase, explicó la secretaria general de Asaja-Almería, «los grupos de empresarios, profesionales de Agencias de viaje y jóvenes emprendedores, entre otros, han mantenido encuentros con empresarios rurales, siempre pequeños o medianos empresarios, sobre todo vinculados a iniciativas familiares, que han llevado a cabo proyectos turísticos financiados a cargo de fondos europeos, tanto en pequeños pueblos del interior como en puntos de la costa almeriense».

Siga leyendo el artículo en el periódico Ideal.