El presidente de Rumanía, Traian Basescu, ratificó hoy el acuerdo de apoyo al proyecto del gasoducto internacional Nabucco, del mar Caspio a Europa occidental, con la empresa Nabucco Gas Pipeline International GMBH, anunció la compañía en un comunicado de prensa.

“Se trata de un paso adelante que demuestra la fase avanzada de desarrollo del conducto Nabucco, un proyecto que asegurará la diversificación de fuentes de aprovisionamiento y seguridad energética de Europa”, señaló el director ejecutivo de Nabucco Gas Pipeline International GMBH, Reinhard Mitschek.

“El proyecto se está desarrollando en todos los dominios: legal, proyección y comercial; y esperamos con interés continuar la colaboración con las autoridades rumanas conforme vaya progresando el consorcio”, prosiguió Mitschek.

Transgaz, accionista rumano de Nabucco, aprobó recientemente el Acuerdo de Financiación y Opción de Contribución al capital social de Nabucco Gas Pipeline International GMBH, firmado por los accionistas Nabucco y los socios de Shah Deniz, yacimiento de gas al sur del Mar Caspio.

El consorcio gestor de Nabucco está participado a partes iguales por las empresas energéticas OMV (Austria), MOL (Hungría), Transgaz (Rumanía), BOTAS (Turquía), RWE (Alemania) y BEH (Bulgaria), informa EFE.

El objetivo es llevar gas natural desde el Mar Caspio a través de Turquía, Bulgaria, Rumanía y Hungría hasta el centro de distribución regional de gas natural en Baumgarten (Austria).

Con esta infraestructura se pretende reducir la dependencia de Europa del gas natural de Rusia.

La capacidad anual de Nabucco será de unos 31.000 metros cúbicos de gas natural y el costo estimado de construcción es de unos 7.900 millones de euros. Este año se espera que se inicien las obras y la infraestructura estará en funcionamiento en 2017.