Nacida en Targu Mures y socia de una empresa de contabilidad con la que ganó 15.000 euros, Beatrix Gered se convirtió en la nueva jefa de del Instituto Nacional de Estadística, después de que su predecesor Vergil Voineagu fuea destituido por el primer ministro, Victor Ponta.

Beatrix GeredFoto: Agerpres

Gered empezó su actividad como secretaria de la Unión Demócrata de la Juventud Húngara.

Tiene un niño de un año y sus ingresos rondan los 34.000 euros.