Ante una afición pletórica, el Steaua de Bucarest se adelantó sin más miramientos mediante un penalti transformado por Raul Rusescu, la estrella incipiente del club bucarestino, sin que el portero checo, Petr Cech pudiera evitarlo.

Steaua - Chelsea 1:0Foto: HotNews / Dan Popescu

Tras un balón robado en el medio del campo, se inició un contraataque por la banda izquierda que propició un centro que colgaba la pelota en el pie de Rusescu. Sin embargo, el defensa Ryan Bernard derribó en el aire al delantero rumano.

La única ocasión que disfrutó el Chelsea en la primera mitad fue un tiro a media distancia del ariete español Fernando Torres.

En la reanudación, los “Blues” salieron más concentrados al terreno de juego pero el Steaua no se amilanó y siguió presionando en el medio campo, llegando a provocar alguna ocasión de peligro.

Los londinenses intentaron tocaron el balón para alcanzar la portería pero sus esfuerzos se estrellaron contra las manos del guardameta Ciprian Tatarusanu, que salvó dos disparos a bocajarro de los ingleses.

Al final, el Steaua se llevó una merecida victoria y se desplazará a Londres la próxima semana con la mínima ventaja que le podría dar el pase a cuartos de semifinal.