La república de facto separatista afín a Rusia, Transnistria, exigió este viernes el reconocimiento de su independencia a la comunidad internacional después de que Moldavia pidiera el jueves la adhesión a la Unión Europea y lamentó que Chisinau no consultora su solicitud a esta región de la parte izquierda del Dniéster, informaron los medios molados.

Transnistria si MoldovaFoto: CIA factbook

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Tiraspol, invitó a Chisinau a dialogar "por un divorcio civilizado y el establecimiento de relaciones interestatales".

Las autoridades de Transnistria han solicitado a la ONU, la OSCE y otras organizaciones internacionales el reconocimiento de la independencia de Transnistria. "La presentación por parte de la República de Moldavia de una solicitud de ingreso en la UE en el contexto de un largo conflicto no resuelto entre las dos orillas del Dniéster, sin tener en cuenta la opinión y fuera de las consultas con Tiraspol, ignorando por completo las discusiones sobre el tema en los formatos de negociación existentes, incluso dentro de la plataforma internacional, pone fin al proceso de solución, que necesita una urgente formalización jurídica internacional.

“En el contexto de las nuevas circunstancias, incluidas las creadas por las acciones de los líderes moldavos, pedimos a la parte moldava que inicie un diálogo con la región de Transnistria, con miras a una solución civilizada final de relaciones basada en la existencia pacífica de dos estados independientes mediante la firma de un acuerdo interestatal", señaló Tiraspol.

Transitoria hizo un llamamiento a la ONU, a la OSCE, a los mediadores y observadores en el proceso de negociación, a la comunidad internacional en su conjunto, para pedir que “se reconozca la realidad que existe desde hace 30 años” y “asegurar el respeto del derecho del pueblo de la margen izquierda del Dniéster a la autodeterminación y el establecimiento de relaciones diplomáticas”.