Miles de ucranianos han huido de la guerra y ya se dirigen a Polonia, Rumanía, Eslovaquia y Moldavia. Según la ministra del Interior de Moldavia, Ana Revenco, el país registró un flujo de más de 20.000 ciudadanos ucranianos que cruzaron la frontera, de los cuales 16.000 entraron y 4.588 salieron, informó este viernes la prensa local.

En Rumanía, el tráfico aduanero ha aumentado un 120% en las últimas horas. También Bucarest señaló este viernes que todos los cruces fronterizos estaban operativos Los ciudadanos de Ucrania tienen la intención de transitar por el país.

Hasta el momento se han recibido 386 solicitudes de asilo. Se movilizan 1.112 empleados de la Policía de Moldavia junto con la Policía de Frontera.

“No hubo incidentes. La policía ayuda a agilizar el tráfico no solo en el punto de cruce, sino también inmediatamente después de cruzarlo, para garantizar un régimen óptimo y un control adecuado del régimen fronterizo entre los puntos de cruce”, explicó Revenco.

“La situación es tranquila. Hay grandes filas en la entrada al país, en Palanca y Tudora Starokazacie, de unos 3 kilómetros”, indicó la ministra de Interior.

"Estamos recibiendo varias solicitudes de ciudadanos para facilitar el transporte desde el paso fronterizo de Palanca a Chisinau. Los autocares están disponibles, pero estamos contentos con la presencia de voluntarios civiles, que brindan servicios gratuitos”, agregó Revenco.