Moldavia y Ucrania empezarán desde este miércoles a controlar en común el flujo de mercancías exportadas de la autoproclamada república separatista de Transnistira hacia Ucrania por el punto de paso de la frontera Cuciurgan-Pervomaisc, anunció Europa Libera.

TransnistriaFoto: Wikimedia Commons

Por este punto de paso, cerca del puerto ucraniano de Odessa, se desarrolla un gran parte de contrabando transnistriano hacia Ucrania, por lo que la imposición de un control moldavo-ucraniano será un duro golpe a la estrecha economía de Transnistira, dependiente del contrabando.

La Unión Europea apoya el proyecto mediante la misión EUBAM, según muestra la fuente citada.

En una primera etapa, de medio año, se verificarán en común sólo las exportaciones de la región transnistriana. La aduana y la policía de frontera de Moldavia y Ucrania también controlarán los flujos de transporte y de personas.

En una segunda etapa también se comprobarán las importaciones realizadas al régimen transnistriano.

La medida anunciada por parte de las autoridades moladas y ucranianas fue criticada por Tiraspol, al calificarlo de “un nuevo bloqueo”, según informó Europa Libera. Transnistria pidió a Rusia que convenciera a Chisinau a renunciar el control común con Ucrania.