Después de las vacaciones de la Semana Santa otordoxa, el primer ministro Dacian Cioloş hará una evaluación de las actividades de los ministros, evaluación que podría traer varios cambios en el Gobierno, declararon fuentes políticas para HotNews.ro.

Dacian CiolosFoto: Facebook - Dacian Ciolos

Los ministros que podrían perder sus funciones son Dan Costescu (Ministro de los Transportes) y Ana Costea (Ministro del Trabajo). Achim Irimescu (Ministro de la Agricultura) se encuentra en una situación política bastante delicada por culpa de sus declaraciones más recientes por un caso que perjudicaba la imagen del país en el exterior.

Además, el primer ministro no está muy contento de los proyectos de infraestructura realizados por Costescu y su equipo de CNADNR, organismo estatal encargada de desarrolllar las infraestructuras.

En cuanto a Ana Costea, Dacian Ciolos no está satisfecho de cómo el Ministerio del Trabajo gestionó el proyecto de la ley de sueldos que contiene expectativas que no son realistas para los funcionarios públicos.

Texto traducido por Rebeca Parnescu.