El Parlamento rumano levantó este miércoles la inmunidad del exministro de Finanzas, quien dimitió hace diez días, para que sea arrestado por un caso de corrupción.

Darius Valcov si Victor PontaFoto: Guvernul Romaniei

El socialdemócrata Darius Valcov es el primer responsable político en ejercicio que ha caído de manos de los fiscales, que han lanzado estas últimas semanas una amplía ofensiva contra la corrupción de personalidades que llegaron a influir en Rumanía.

Valcov, que entró a formar parte del equipo del primer ministro Victor Ponta en diciembre pasado, sabrá el jueves si el juez decide que sea arrestado cautelarmente durante treinta días.

La Fiscalía había abierto una investigación penal contra Valcov por tráfico de influencias durante su etapa como alcalde de la ciudad de Slatina.

El ahora ex ministro habría intercedido ante el comité de adjudicaciones públicas para que se cambiara la legislación en favor de una compañía, que había llegado a un acuerdo con el actual ministro para entregarle dos millones de euros entre 2010 y 2013, una parte directamente en metálico y otra a través de empresas intermediarias.

Los fiscales sospechan también de haber efectuado a partir de 2011 "operaciones financieras y transacciones comerciales incompatibles con sus funciones de alcalde, senador y ministro", a través de una administración del catastro, un gabinete de contabilidad y un bufete de abogados que él mismo controlaba indirectamente.

Los fiscales han encontrado en un cofre 90.000 dólares en metálico, tres lingotes de oro y tres cuadros, uno de ellos firmado por Renoir", señaló la Fiscalía Anticorrupción.

Valcov, que fue designado ministro de Finanzas en diciembre para reflotar el Gobierno Ponta tras el varapalo de las presidenciales de pasado mes de noviembre, anunció en febrero una bajada de impuestos progresiva desde 2016 hasta 2019.

En la actualidad, la Fiscalía está investigando a familiares del primer ministro como a su cuñado y a su suegro, ambos acusados de haber recibido sobornos y de haber restituido ilegalmente terrenos, respectivamente.

Desde 2012, un 7% de los parlamentarios han sido condenados o imputados por corrupción, y desde el inicio de la democracia, 10 ministros han sino condenados a penas de prisión.