El primer ministro de Rumanía, Victor Ponta, respaldó hoy al ministro de Finanzas, Darius Valcov, quien fue acusado anoche por la Fiscalía anticorrupción de haber concedido licitaciones a una empresa a cambio de dos millones de euros cuando ejercía como alcalde en Slatina, al sur del país.

Darius ValcovFoto: captura B1 TV

“El proyecto más importante del Gobierno en 2015 es la reforma fiscal de la que Darius Valcov continuará teniendo un papel determinante”, señaló Ponta en un mensaje que colgó en su red social Faceebook.

El jefe del Ejecutivo aseguró que que seguirá con su intención de modificar el régimen fiscal “a cualquier precio y bajo cualquier coyuntura política”.

Valcov habría intercedido en el comité de adjudicaciones públicas para que se cambiaran las reglas a favor de una compañía, que había llegado a un acuerdo con el ministro para entregarle 2 millones de euros entre 2010 y 2013, una parte directamente en metálico y otra a través de empresas como intermediarias.

“Los fiscales anticorrupción han iniciado una investigación penal contra Darius Valcov, ex alcalde de Slatina y actual ministro de finanzas, con cargos de abuso de poder”, señaló un comunicado de prensa enviado por la institución encargada de luchar contra la corrupción.

Valcov, que fue designado ministro de Finanzas para reflotar el Gobierno Ponta tras el varapalo de las presidenciales de pasado mes de noviembre, anunció en febrero una bajada de impuestos paulatinamente desde 2016 hasta 2019.

Además, el todavía responsable de esta cartera esencial debe negociar una ampliación de un préstamo preventivo en caso de emergencia con el Fondo Monetario Internacional.

Se trata de la última imputación de una larga cola de acusaciones y arrestos en Rumania, uno de los países más corruptos de la Unión Europea.

En la actualidad, la Fiscalía está acechando a familiares del primer ministro como a su cuñado y a su suegro, ambos acusados de haber recibido soborno y de haber restituido ilegalmente terrenos, respectivamente.