La red de canalización de la ciudad de Comarnic (Prahova), objeto de investigación en el caso de Iulian Hertanu, cuñado del primer ministro Victor Ponta, lleva al jefe del Ejecutivo a mantener una relación casi directa con Elena Udrea, con algún intermediario como los diputados Sebastian Ghita y Vlad Cosma, además del barón de Prahova, Mircea Cosma. Familiares y amigos cercanos se asociaron para extender la red de canalización de esta ciudad, informó Digi24.

Elena Udrea, eliberata din Arestul PolitieiFoto: Captura B1TV

El contrato investigado por los fiscales anticorrupción en valor de 11 millones de euros (financiado con fondos europeos) fue firmado en enero de 2012.

Los fiscales aseguran que Ghita y Cosma, además del padre del último, amenazaron al director de la compañía Hidro Prahova, operador regional del sistema de agua y canalización, para que elaboraran una licitación de tal manera que fuera atribuida a la empresa controlada por el cuñado del primer ministro.

Herteanu se asoció para realizar el contrato con Dan Besciu, un empresario constructor, que es socio a su vez de Sorin Vulpescu pero también de Dorin Cocos, exmarido de Elena Udrea: el grupo de Golden Blitz como son llamados los tres hombres de negocio.

En 2012, la firma del contrato, Dorin Cocos y Elena Udrea estaban casados y en el poder se encontraba el partido de Udrea.

Los negocios entre Victor Ponta y Dorin Cocos empezaron desde hacía años. En 2005 y 2006, el abogado Ponta fue contratado por Cocos para que le representara los intereses en relación con el Registro de Comercio.