Bucarest pidió hoy una vez más a los miles de ciudadanos rumanos que residen actualmente en Siria a abandonar lo antes posible este país debido al “gran deterioro” de la seguridad de la zona, informó el Ministerio de Asuntos Exteriores rumano. Según las estimaciones del ministerio, hay entre 12.000 y 14.000 rumanos que viven en Siria.

“Con el transfondo del deterioro acelerado de la situación respecto a la seguridad, existen temores vinculados a la posibilidad de que se desencadene una violencia extrema, mucho mayor que la producida en Homs, Hama y Alep”, advirtió la alerta.

La diplomacia rumana recomendó a los ciudadanos rumanos, en su mayoría mujeres casadas con sirios y niños con doble nacionalidad, que utilicen “los medios de transporte aún operativos”.

Bucarest redujo el personal diplomático en Siria pero su embajada en Damasco se mantiene abierta.

Rumanía, miembro de la OTAN, precisó que será solidaria con los países aliados si la ONU demuestra el uso de armas químicas por parte del régimen de Damasco y se produce una intervención militar en Siria.