El ministro de Relaciones Exteriores de Serbia, Ivan Mrkic, expresó el martes su agradecimiento a Rumania por su postura de no reconocer a la República de Kosovo, informó la agencia de prensa china Xinhua. "Una vez más deseo expresar la gratitud de Serbia por la postura de Rumania de no reconocer a la República de Kosovo", expresó el jefe de la diplomacia serbia en una declaración conjunta con su homólogo rumano Titus Corlatean.

Rumania elogió el reciente acuerdo entre Belgrado y Pristina, que requirió voluntad política, valor y visión, señaló Corlatean al referirse al convenio de normalización entre Belgrado y Pristina.

Corlatean dijo que el acuerdo, en concordancia con la opinión general europea, abre nuevas oportunidades históricas para el proceso de integración europea en los Balcanes.

El mes pasado, poco después de que Serbia y Kosovo llegaron a un acuerdo histórico para normalizar sus relaciones el 19 de abril, Corlatean señaló que Rumania debe seguir cuidadosamente el diálogo político entre Belgrado y Pristina, y sería un gran error que Rumania no tomara en consideración los cambios y el progreso correspondientes en Kosovo.

Kosovo, una provincia serbia, declaró unilateralmente su independencia en 2008. Serbia se niega a reconocer a Kosovo como un país independiente. Sin embargo, la Unión Europea (UE) puso como condición para las aspiraciones de integración de Serbia a la UE que el país normalice sus relaciones con sus vecinos, especialmente con Kosovo.

Rumania, España, Eslovaquia, Grecia y Chipre son los cinco países de la UE que no han dado su reconocimiento.